3 datos que debes conocer sobre los monitores de 360 Hz

Los monitores de 360 Hz son los modelos perfectos para aquellos gamers que desean sacar a relucir sus mejores habilidades durante sus torneos. 

Muchas marcas relevantes en el mercado de productos para gamers cuentan con estos modelos, como Asus y Acer. ¿La razón? Se trata de pantallas que presentan un perfil que se adapta con mayor facilidad a tarjetas de primera como las de Nvidia, así como a la integración con funciones para así reducir considerablemente la latencia.

Por esta razón, hemos creado un artículo con 3 datos sumamente importantes para conocer mejor los beneficios que los monitores de 360 Hz ofrecen.

1. ¿Qué modelos y marcas existen en el mercado?

El mercado y demanda de monitores de 360 Hz todavía es muy reciente, por lo que existen pocos modelos disponibles, entre ellos opciones de compañías como MSI, Acer, Alienware y Asus.

En general, todas presentan compatibilidad con el famoso G-Sync de Nvidia para garantizar el perfecto sincronismo entre la tarjeta de vídeo y el monitor. Asimismo, vale la pena señalar que todas las pantallas son de 25 pulgadas, resolución Full HD y cuenta con interfaces DisplayPort, así como tecnologías HDMI 2.0.

2. ¿En qué situaciones marcará la diferencia?

Los monitores de 360 Hz son pantallas que se caracterizan por cambiar de cuadro una vez cada 2,8 milisegundos. En otras palabras, se trata de una pantalla de alta velocidad perfecta para aquellos usuarios que desean reproducir imágenes con menos latencia y mucho más rápidas.

Para los gamers, por ejemplo, estos monitores podrán ofrecer grandes beneficios al jugar títulos FPS como CS:GO y Valorant. No obstante, para personas dedicadas a editar vídeos, por ejemplo, no es una excelente opción, ya que se trata de usuarios que valoran más la fidelidad del color y la resolución, en lugar de la velocidad del monitor.

Como resultado, para esta clase de usuarios no resulta una opción muy asequible e impactante para el día a día. De hecho, con un monitor de 144 Hz bastará para cubrir estas necesidades.

3. ¿Está muy por encima de un monitor de 144 Hz o 240 Hz?

Efectivamente, un monitor de 360 Hz es 1,5 veces más veloz que una pantalla de 144 Hz o 240 Hz. Como resultado, esto presenta efectos positivos a la hora de jugar, sobre todo para los del tipo competitivo.

En la práctica, la principal diferencia es la disminución de la latencia, la cual es definida como la medida de retraso entre la reproducción en la pantalla de la acción del jugador. Más allá de ello, no se conoce con exactitud hasta qué punto los usuarios podrán notar la diferencia entre ambas pantallas.

Sin embargo, el gran limitante en la adopción de monitores de 360 Hz es la falta de hardwares que puedan alimentar la pantalla. La velocidad a la que el computador hace llegar nuevos fotogramas a la pantalla es producto de una difícil ecuación que depende de factores como la tarjeta gráfica y el procesador.

Si deseas conocer más sobre este tipo de componentes, nuestro artículo 4 modelos de mini auriculares Bluetooth te podría interesar.

Deja un comentario